Soda: Un corazón puro en medio de la jungla

Soda: Un corazón puro en medio de la jungla
Imágenes: cortesía de “Soda”

Mientras otros veían Barrio Sésamo, Soda ya estaba patinando y bombardeando. Repasamos más de 30 años de patín y graffiti en Móstoles.

¿Qué recuerdas de los primeros tiempos?
Lo que mas recuerdo es ver a un montón de escritores subir y bajar de casa, de la habitación de mi hermano que tenía la puerta de su habitación pintada y había firmas de los que luego fueron los más grandes del momento: el Mare, el AGS, Luca…todos. Por esa época yo no tenía ni idea de graffiti solo me interesaba el patín. Veía a mi hermano ver “Beat Street”, “Guerra de Estilos”,”Trashin”…
Empecé a patinar muy pequeño, veía las revistas yankees y copiaba los dibujos de las tablas en un folio. Tendría unos 7-8 años cuando empecé a patinar.
Como era tan pequeño mi madre no me dejaba salir del barrio, pero mi hermano me llevaba con él a las afueras (a Madrid, al skatepark de Puerta de Hierro, a Azca…) Bajábamos hasta Colón haciendo “massacres”, que para mi era como irme a otro país, y entre el patín y el graffiti con mi hermano vivía como en una película.
Recuerdo al Marcos, al Nene, al Nore, al Gento, ir a buscar al Conde y esperarle patinando abajo. Recuerdo a Luca bajando Simago “cagando” literalmente con los patines hasta Chip Vision en el Pradillo y petadísimo de gente patinando y la peña bombardeando los andenes en Móstoles Central y colgándose de los trenes en marcha.

¿Cómo empezaste a patinar?
Pues de ver revistas americanas, y una Transworld que no sé ni cómo la consiguieron, pero mi obsesión era “Trashin” no sé las veces que pude verla. Y empecé a patinar. Me llevaba mi hermano a Plaza Castilla y a la pista del Soto, que fue lo que más me engoriló porque para mi era como patinar por Venice Beach.

¿Y a pintar?
A pintar empecé más tarde, como en el 94. Antes le quitaba algún Novelty a mi hermano y me bajaba a guarrear, ni siquiera firmaba, me pintaba las zapatillas, la lija del patín, pero a pintar de verdad como en el 94-95.
Y realmente empecé porque después de patinar todo el día, por seguir con mis colegas, íbamos a pintar.

¿Qué buscabas cuando empezaste a pintar?
Cuando empecé a pintar buscaba estar en todas partes. Tenía un mapa de Móstoles con “X” marcadas con Edding y lo tenía plagado. No me lo curraba mucho la verdad. Era un bombardero. Me importaba más la cantidad que la calidad.

En aquella época la gente se reunía en los recrees ¿cuál era tu zona? ¿quiénes estaban por allí?
Mis recres eran los del parque de La Paz: los American, los Play Center, los Master… La peña del parque de La Paz, los de las rampas, siempre tenían movidas porque eran más radicales. En esa época nos metíamos con todo el mundo. Conocía a toda la peña que pintaba, porque iba con ellos, pero yo todavía no pintaba, patinaba. Es que era muy pequeño, muchos me llamaban el “mini Vinci” por mi hermano. Sabía quienes eran y ellos sabían quien era yo, pero no fue hasta que muchos empezaron a patinar no tuve tanta relación.

¿Crees que ahora hay más unidad que antes?
El tema de la unidad en Móstoles?… Para mi la unidad es una cosa básica. Llevo viendo piques toda la vida sea por pintar o por patinar. Envidia, odio.., la gente no se une para nada. Con Internet y las redes sociales todo se ha extremado. Es una pena porque si se unieran un poco entre todos se podrían hacer grandes cosas. Supongo que la cultura española tiene mucho que ver, que es muy competitiva y muy egoísta. Veo lo que se hace en otros países y creo que es una cosa de cómo nos han educado en este país.
La única unidad que hubo alguna vez creo que fue con Mostoles Posse.

soda-skate

Sobre el concurso de graffiti frente a los juzgados. ¿Qué recuerdas?
Recuerdo que era cuando empezábamos a pintar DMC-ROCK, con Mata, que fue quién lo organizó.
Yo en aquella época no me llevaba muy bien con la gente, supongo que era porque tenía medio Móstoles pintado. En esos años el graffiti me la sudaba, pintaba por pintar con mis colegas.
Esa fue la primera vez que me tomé lo de pintar en serio, como era un concurso…
Recuerdo que Mata lo organizó de puta madre. Y que fue una buena experiencia y un re-lanzamiento para Móstoles en graffiti y su segunda fase.

¿Y cuál fue la primera?
La primera no lo recuerdo bien, porque no fue hasta ese concurso cuando me lo tomé en serio. Antes no pintaba, solo bombardeaba.
Creo recordar que fueron Luca, Mata, Smore… en el 86-87. Luego hubo un parón de graffiti en los 90 (como del 93 al 96 o así). Después se volvió a pintar mogollón. DMC Rock pintó a sacó, volvió también Mata a Madrid…
Mata abrió un negocio con Roy y nos íbamos con ellos todo el día y acabamos todos en DMC-Rock y empezamos a tomárnoslo en serio allí, haciendo producciones grandes.
Moze y Kaos eran de los 13, pero vinieron a pintar con nosotros, hicimos buenas migas y estuvimos pintando murales del 2000 al 2003.
Hicimos muchísimos murales, no recuerdo como conseguíamos tantísimos botes, pintábamos currillos y sacábamos muchos botes, porque no teníamos dinero.

Los botes probablemente salieron de la movida de “los colegios” ¿puede ser?
Puede ser, no me acuerdo. Si sé que el Roy me pasaba botes de los colegios para bombardear BLM, que me dio por poner BLM SK8 y tenía todo Móstoles bombardeado, ni siquiera era graffiti, eran firmas de dagger, y el Roy me pudo pasar perfectamente 150-200 botes. Luego ellos tiraron de otros millones de botes con los que llegaron hasta la época DMCROCK.

soda-mostoles

¿Qué recuerdas de La Massacre?
La Massacre fue una idea de puta madre que empezó como algo entre 4 coleguillas y la última que recuerdo había unas 400 personas, con caravanas, con música, con gente de fuera de Madrid… Luego llegó algún Móstoles hater y dijo que ya no se hacía más porque había perdido la esencia, que ya no era real y tal y se dejó de hacer. Una pena, a mi me molaba, yo por mí la seguiría haciendo.

¿Y de La Fábrica?
No recuerdo bien quién se metió por primera vez pero fue algo que se nos fue de las manos, empezamos haciendo una rampa y terminamos haciendo el primer “skate indoor” de Madrid. Todo cerrado. Dormíamos allí, hacíamos campeonatos y al final uno de nuestros colegas, que tenía problemillas, lo quemó todo, quemó La Fábrica.

¿Y de Deportes Pizarro?
Deportes Pizarro era la tienda de referencia en Móstoles junto con la Villa Olímpica. Luego Evasión y más tarde abrió Carambola.
Menudos huevos el Pizarro, porque la verdad que en esos tiempos invertir en patín… Estaba “Sessions” en Madrid que lo hacía a lo grande porque también tenían más recursos, pero el Pizarro era un hombre que se dedicaba a la caza y pesca, pero debió tener un pálpito o algo y compró 500 tablas de patín americanas y a venderlas allá por el 89. Era un visionario. De no ser por él mucha gente de Móstoles no hubiera patinado. Salió mucha gente buena patinando que patinaba para Pizarro.

¿Y de Jungla Sur y La Posse?
De Jungla Sur no recuerdo mucho porque yo era muy pequeño y en aquella época no estaba tan metido en el graffiti, eran más de Alcorcón, los ALK, con Swy, Face etc. Recuerdo que se lo curraban muchísimo con fiestas autogestionadas. Había muy buen rollo en el hip hop que fomentaban.
De La Posse, a la que pertenecía mi hermano, era un grupo de gente que hizo historia como banda, en plan la peli de “The Warriors” en Madrid. Hablabas de La Posse en cualquier lugar y sabían qué era. Se les tenía respeto. Pintando, patinando, y dando ostias, en todo eso eran los mejores.

mostoles-posse

¿Hay alguna pieza de la que te sientas especialmente orgulloso o tenga alguna historia especial?
El 99% de las veces que he pintado ha sido estresado y con prisas. A día de hoy todavía no he pintado ninguna pieza tranquilo.
Siempre he estado a mil cosas (conseguir muros, pillar blanqueo, organizar en general) menos a mis letras. He aprendido mucho de mi colega Yeis que era justo lo contrario y al final descubrí que cuando estas a las letras solo puedes estar a las letras.
Ahora que soy mas egoísta y estoy solo a mi pintada me empiezan a salir las cosas mejor y como las quiero hacer, pero todavía no he podido hacer del todo ninguna como me gustaría, creo que ese día podría hacer algo mucho más guapo, quizá por eso todavía no hay ninguna pieza emblemática para mi.

soda-mostoles-2013

¿Recuerdas algo de Rappin Madrid y esos discos?
Mi hermano se pilló en los 80 una cadena que se dejó una pasta… Recuerdo el de los Beastie del avión y me lo escuchaba a toda ostia. Eramos la pesadilla del barrio. El Rappin Madrid también andaba en casa y Sindicato del crimen. Nadie tenía ni un cassette decente y nosotros con dos baffles gigantes que se oían en todo el barrio.

La plaza Roja
Eso era como el Venice Beach pero de Móstoles. La primera vez que lo vi de lejos, según te acercabas por lo que hoy es el parque Liana, lo recuerdo como si fuera ayer, llegué y había como 500 personas. Para mi era como “Trashin”. Recuerdo ver a toda la peña, con patines de todas las marcas, era el Boom en ese momento. Creo que aquello fue algo que no se puede repetir y quien lo viviera seguramente coincidirá conmigo. Hay pocas cosas así.
Estaban todas la bandas de skaters…

Miguel Trillo hizo una foto de aquel día que salió hasta en El País

¿Tú crees que la ciudad nos ha influido de alguna manera?
Yo creo que sí, pero no Móstoles sino su gente. Los mostoleños siempre han sido muy radicales. La gente decía “debe ser el agua” pero no, es que llevaron a un extremo la información que tenían.
En Móstoles había un grupo, “Generación 2000” que ya para la época eran unos adelantados. Los primeros en poner lo de “2000” en el nombre fue un grupo de graffiti de Móstoles.
La peña que había, tanto los que pintaban como los que patinaban, eran unos avanzados para la época. En otras ciudades también se ha pintado y patinado, pero Móstoles concentraba a gente con mucho talento.

¿Por qué crees que en otras ciudades la gente ha promocionado lo suyo, se ha movido más, en Móstoles se ha quedado en “el agujero”?
Está muy relacionado con lo de antes. Va en la personalidad del mostoleño y de la peña con talento. No sé si es ego, soberbia, desconfianza… Pero lo que está claro es que lo que les hace destacar les hace también hundirse.

mostoles-graffiti-soda

Háblanos sobre True, la empresa de tablas que tenías con LuisB.
Para mi fue algo parecido a mi Powell Peralta personal en el sentido de que George Powell pensaba una cosa y Stacy Peralta otra. LuisB tenía una idea y yo otra. Intentamos casarlas pero al final no lo veíamos claro. Yo buscaba una proyección internacional, llegar a todo el mundo.
La idea de True fue muy bonita y duró muchos años, pero para mi fue una mala experiencia en el sentido de que fue muy ingrata y casi acaba con mi salud.
Agredezco mucho a tod@s los que estuvieron involucrados y confiaron “a fuego” en mi, son los únicos que respeto de esa “aventura” y no he olvidado en mi cabeza de todos esos años.
Un abrazo a Luis también porque solo él sabe lo que llegamos a pasar con lo locos y sufridos que éramos y somos.

Has hecho muchísimas cosas en vídeo, has documentado momentos importantes y que ahora podemos recuperar gracias a tus grabaciones. Háblanos de tu relación con el vídeo.
La primera vez que me tomé el graffiti en serio fue porque me quería comprar una cámara de vídeo y empecé a pintar cierres y negocios por algo de pasta.
Ahorrando de 3.000 en 5.000 pesetas y pintando a saco al final pillé una cámara de vídeo. Como estábamos todo el día en la calle estaba todo el día grabando. Grabé millones de tomas que todavía no han sido editadas. Tendré como 50 cintas que todavía no han visto la luz.
Yo veía que Móstoles tenía algo diferente y grababa todo lo posible, no solo patín o graffiti, grababa también en los bares, en el campo. Grababa sin parar. El poco dinero que tenía me lo gastaba en cintas de vídeo.
Para mi el vídeo es una manera de documentar la historia. Luego vino la parte creativa. Me compré un ordenador y editaba con él.
He tenido varios intentos de dedicarme profesionalmente a ello, pero siempre ha habido algo que ha hecho que al final no vea la luz, pero no solo con el vídeo.
Creo que si me dedicara de lleno a ello podría hacer cosas interesantes, creo que a día de hoy no todo está inventado pero nunca he encontrado el momento.

mostoles-soda-graffiti

¿Crees que se podría haber hecho más si en Móstoles no hubiese habido tanta droga?
Hacer ¿más todavía? Puede ser.  Seguramente el freno de Móstoles fue 60% soberbia, 40% droga.
La gente era igual de creativa y diferente en otros temas que extrema con la droga. Si cualquiera se ponía un gramo en una noche, la gente de Móstoles tenían que ser 3, y esto lo típico, al principio fue la ostia, pero luego fue un freno y el principio de una decadencia. Ojo, todo esto es mi opinión personal.
Ojalá nunca hubiera llegado, para mi, por temas personales es un puto cáncer.

¿En qué andas metido ahora?
Tras lo de True tuve problemas serios de salud. Al final llevar distri, sponsors, grabar, team manager…casi todo lo que no era creatividad, que lo hacía LuisB, lo hacía yo y me superó. Estuve muy jodido y decidí dejarlo todo y salirme del mundo del patín unos años y ahora llevo años en otra cosa que no tiene nada que ver con el patín ni el graffiti.
Parece que ya me empiezo a encontrar dabuti de nuevo y estoy pintando bastante. Respecto planes futuros prefiero no comentar nada que da mal fario.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *