Hablamos con Sergio de Arrola «Rolling Habits»

Hablamos con Sergio de Arrola «Rolling Habits»

Nos recibe en su nuevo estudio Sergio de Arrola, también conocido como Rolling Habits. Fotógrafo, artista urbano, cliclista y aventurero, a punto de publicar su segundo libro de fotografías tras cruzar África en bicicleta acompañado de su cámara.

Nos hemos fijado en que eres un fotógrafo costumbrista, habiendo visitado lugares como África o EEUU con unos paisajes alucinantes, ¿por qué decides retratarlos a través de las personas?
Aunque también hago paisajes, es verdad que un 70% son fotos de personas. El paisaje acompaña, digamos que es lo que hila las historias, lo que conecta a las personas y sus historias.
Con todo el proyecto de África se han mezclado ambas cosas porque estoy utilizando una Hasselblad Xpan que dispara en panorámico y en 35mm y muchos de los retratos se han convertido en retratos-paisaje. Son escenas donde si quitaras a la persona funcionarían perfectamente como paisaje.
Cada uno tiene que encontrar que es lo que le despierta curiosidad, que es lo que forma parte de el mismo de alguna manera. En mi caso soy una persona muy social y hablar con desconocidos es algo que me gusta. Y todo esto junto con la bici y los viajes es lo que forma mi historia e imagino que define mi estilo e intereses.

¿Qué diferencias has encontrado entre los dos viajes?
En EEUU no hay apenas niños en las carreteras, como mucho el de una madre borracha con hijos desatendidos, pero no en la carretera. En cambio, en África salen los niños llamándote…muzunguuuuu (hombre blanco)…o tirándote piedras, como me pasó saliendo de Tanzania que me caí de la bici por una pedrada.
Salí corriendo detrás de la niña, y fue peor el remedio que la enfermedad porque la niña se refugió en su casa y los padres le pegaron delante de mi. Yo no quería eso, solo quería una disculpa porque está jugando con la vida de otra persona, pero lo que vi, como la agarraban del pelo, y yo en medio… con un tipo haciéndome de interprete… pobre niña.
Los lugares cambian sorprendentemente en solo unos kilómetros.

O sea que además de ser viajes diferentes, el mismo viaje puede ser diferente a cada rato.
Exacto.
Claro, no tiene nada que ver, cruzaste un continente y aunque América también es un país con muchas diferencias internas (no tiene nada que ver un neoyorquino con un californiano o alguien de Carolina) pero sí hay unos puntos en común. ¿Notaste más esa diferencia interna en África que en EEUU?
El libro de EEUU lo dividí en partes porque sí que vi mucha diferencia entre el Este y el Oeste y quería remarcarla. A la hora de maquetarlo lo hice así, en 3 capítulos: Este, Oeste y Centro.
En el Centro, en Newton (dónde me hice un tatuaje por 20$ con un señor que tomaba metanfetamina) es donde empiezas a notar la diferencia, son muy del oeste. En el Este son mucho más fríos, todo lo que te imaginas del Estados Unidos creepy, de gente extraña, de escuelas de artes marciales, de supermercados con parkigs vacíos, iglesias baptistas vacías. Todo esta vacío en el Este jajaja.

En África no voy a separar el libro en fronteras, porque no es un libro de viajes, es un libro de fotografía en el que intento contar una historia a través de un recorrido. Además de eso no creo en las fronteras y sobretodo no creo en los métodos con los que se han creado todas estas líneas imaginarias en la tierra. Así que en mi libro África va ser solo una.

sergio de arrola rolling habits putas y barcos

Entonces la bicicleta, aunque es muy importante porque tú eres una persona que monta, realmente es secundario a la fotografía, es un instrumento.
Sí, yo siempre digo que soy primero fotógrafo, luego ciclista y luego aventurero.
Pero la bici me vuelve loco. Ahora voy a comer a casa de mis padres y no se me ocurriría ir en otro medio de transporte que no fuera una bici.

Esto viene un poco también por el tema de los sponsors, porque el primer viaje lo hiciste por tu cuenta pero para el segundo sí que has contado con patrocinadores como Dosnoventa o Arnette, ¿por dónde han venido más por el tema de la bici o por el de la fotografía?.
Pues curiosamente Arnette, vino más por la parte artística que por la bicicleta, porque ellos trabajan con surf, skate y otros deportes extremos pero no con bicis, y les interesaba participar en un proyecto artístico.
Desde aquí me encantaría saludar a Rami y darle las gracias! The real majuelo!
Ahora mismo todo el proyecto lo voy apresentar en Amsterdam el dia 7 de abril. Lo presento de la mano de Kahmann Gallery, pero todo es gracias a un hombre que conocí en Namibia, que cree en el arte y que ha decidido financiar todo el proyecto. Un mecenas en toda regla…
En cualquier caso para mis próximos viajes me encantaría, para la parte deportiva, seguir contando con Arnette y Dosnoventa y espero que con otras marcas de material deportivo que se quieran unir.

Viendo tus intervenciones, es muy “street art” y salvando las diferencias, tiene que ver mucho con el graffiti porque lo que tú haces con tus piezas es “bombardear”, es firmar con tus fotos.
El concepto es un poco el del graffiti, pero bueno, graffiti y Street art al final se han retroalimentado mutuamente, porque el Street art bebe del grafitti pero a su vez también lo ha revitalizado y los artistas, al final lo que son es muralistas.
Tu trabajo nos recuerda mucho a lo que hace Kidult, porque también bombardea a gran formato. Hablo de la gigantografía.
Hay un artista, que sí que ha sido un referente por la técnica (porque personalmente no me gusta lo que hace) que es el francés JR. Más que fotógrafo es un escenógrafo, hace unas intervenciones espectaculares (rollo empapelar las favelas en Brasil..), y ha hecho cosas con David Lynch, Robert de Niro…pero todos sus proyectos son muy rollo “Benetton/interracial”…
Es un poco Bono
¡Siempre lo digo!!! Es el Bono del Street art….Todo muy social. Arte y compromiso a partes iguales….¡Bonooooooooorrrrr!

 

fotografos espanoles rolling habits

Ah eso es importante, este tipo lleva un rollo social, igual que Kidult por ejemplo, a pesar de haber trabajado con firmas de alta costura como Chanel, en realidad su obra siempre es contra las grandes marcas, en tu caso, ¿qué dirías que sugieres a la hora de crear?
Para mi la palabra “arte” se mal utiliza muchas veces, cuando se dice por ejemplo de un publicista “que artista”…yo diría…que creativo…creo que hay que diferenciar entre arte y creatividad. Cuando la cosa va única y exclusivamente de vender para mi no tiene nada de artístico. Para mi el arte parte de sorprenderte a ti mismo, por eso siempre digo que el graffiti es puro arte.

El graffiti es una cosa paradójica porque por un lado está lo que tú dices, algo que te llena personalmente, el pararte a ver lo que has hecho y pensar –joder chaval, lo que he pintado- pero por otro es bombardear y que tu nombre se vea en toda la ciudad, como era al principio con los trenes.
Y tú has dado en el clavo precisamente lo que diferencia al arte de la publicidad es la intencionalidad, así que volviendo un poco a la pregunta, ¿cuál dirías que es tu intencionalidad?
Yo siempre parto de intentar sorprenderme a mí mismo, esa sería la intencionalidad inicial. Que te reconozcan siempre es gratificante, a todo el mundo le gusta “gustar”, pero es algo secundario.

Además de tu trabajo más artístico, ¿has tenido que hacer trabajos por encargo?
Sí claro, hago de todo, me he dedicado muchos años al tema del vídeo. Tenía una productora pequeña con un amigo que hacíamos videoinstalaciones, mapping…También he hecho eventos…Hasta un bautizo que fue increíble, con la mafia rumana de Barcelona. El jefe llevaba tatuado en el brazo en letras enormes RUMANIA, hecho súper mal, claramente por él.
Fue espectacular, fue en un restaurante chino que querían cerrar a las 2 y eran las 5 de la mañana y seguían ahí, lanzando billetes a la peña que cantaba, dedicando canciones, soltando relojes de oro…y otro con una bolsa de plástico detrás guardándolo todo…
Y luego para los cambios era alucinante, se peleaba uno de los hijos con otro y tenías que quitarlo de todo el vídeo. Para que te hagas una idea la gente quiere un clip de 15 min, de 8…ellos querían 3 horas y media, en un dvd rollo con portada de fondo nubes…
Es de lo más jevi que he visto jamás.

Bueno, pues ya solo nos queda que nos cuentes sobre tus nuevos proyectos, ¿en qué andas metido?.
Pues a través del mecenas holandés, me ha llevado a un galerista de Amsterdam que tiene una de las mejores galerías de fotografía de Holanda y vamos hacer allí la presentación del libro con una exposición de una semana y otra en Rotterdam.
Esto mismo es lo que voy a llevar a Barcelona con la gente de Terranova, donde inauguraremos el dia 29 de abril.
Y para el veintitantos de septiembre aterrizaré con la muestra en Madrid. Más concretamente en Mondo Galería, en la calle San Lucas.

Genial, ¡pues allí estaremos! Muchas gracias por tu tiempo.

rolling habits foto

Share This

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *