Koke Díez: cortando discos, matando güeros

Koke Díez: cortando discos, matando güeros

Koke Díez es uno de los socios de Manufacturas Sonoras, el estudio donde han grabado artistas como Los Peixes, Dinamita Brother, Curro Jiménez, o los daneses We The Moon, además es el responsable del diseño del sonido de la sala Siroco y el técnico en la última gira de Brujería. Hablamos con él sobre su carrera y anécdotas varias.

Antes de nada, ¿cómo te definirías, como técnico, como ingeniero, como productor…?
Yo soy como el Señor Lobo: resuelvo marrones.
Hago grabación, me meto en la producción….Eso trae como inconveniente que es muy difícil no tener discusiones con las bandas, pero si una banda te ha elegido a ti es porque confía en tu hacer y en tu criterio y si no es así, lo mejor es que trabajen con otra persona porque es una pérdida de tiempo y de dinero para ellos y para nosotros.

Estuviste mucho tiempo llevando el sonido en Siroco hasta que decidiste abrir Manufacturas Sonoras, tu propio estudio. ¿Por qué decides dar ese cambio?
Realmente yo venía de haber montado otro estudio, Estudios Reno, y antes venía de trabajar en otro estudio. Empecé trabajando en los estudios Cinearte que en su momento eran de los más relevantes. Luego me surgió la oportunidad de montar con Karim Burkhalter y Luca Pettrica Estudios Reno y estuve una temporada, pero decidí irme por mi cuenta porque no era lo que quería y estando de freelance me surgió la oportunidad de hacer el diseño de toda la instalación del nuevo Siroco y una vez que estaba hecha me ofrecieron quedarme.
Estando en Siroco me encontré con gente con la que había hecho trabajos en el pasado, entre ellos Fran, mi actual socio, y decidimos tirarnos a la piscina y montar Manufacturas Sonoras.

¿Qué diferencias encuentras entre trabajar como técnico de sonido en estudio, en una sala y de gira?
El modelo de empresa. Trabajar en el mundo de la noche, siempre dependes de la voluntad del empresario, que depende también de las circunstancias de la ciudad y de otros factores un poco desagradables, pero no tiene nada que ver con el sistema de trabajo que tengo ahora, que es hacer lo que me da la gana. No me gustan los modelos que se han desarrollado en el mundo de la música porque todavía creo en el arte y creo en la capacidad de los músicos y si les tiene sujetos a un horario, a una condiciones estrictas…el poder de creación del músico se reduce a lo que le dejas, no a lo que puede hacer.

En estos dos años que lleváis con Manufacturas, ¿cómo ha evolucionado el estudio?
Un estudio de grabación es un negocio complicado, nunca es rentable. Hasta que consigues que los números no solo se mantengan sino que generen beneficios lo que hay que hacer es pagar al banco cuanto antes, entonces los estudios de grabación los primeros años no ven ni un duro, si acaso, y con mucha suerte lo que ven es “no pérdidas”.
Nosotros estamos creciendo mucho y muy rápido para ser un estudio tan pequeño y tan modesto en Madrid. En tamaño, porque nosotros hemos preferido invertir en la calidad del material y humana del estudio antes que en uno enorme.
Yo he preferido enfocarlo como estudio de producción más que estudio de grabación, porque un estudio de grabación es una empresa de servicios, tú contratas a este estudio para que te de un servicio en un tiempo determinado, mi estudio no se alquila, nos contratas a nosotros para manejar una producción y un presupuesto y yo si quiero echar más días lo hago porque me da la gana.

O sea que las bandas pueden contratar un estudio y luego las bandas grandes llevan a sus propios productores o hay personas que puedan hacer las dos cosas….
A día de hoy es bastante complicado grabar, sobre todo por el presupuesto y al final se ha estandarizado la figura de ingeniero/productor. Algunos son más ingenieros que productores, y se centran más en lo que es la grabación y dicen que sí a todo, es un sonido potente pero también más impersonal, no tiene alma. Y luego hay otros que son más productores que ingenieros y controlan mucho de un rollo pero les sacas de ahí y no tienen ni idea.

Koke en Manufacturas Sonoras

Koke en Manufacturas Sonoras

Volviendo al tema del estudio, ¿cómo has visto tu evolución dentro Manufacturas?
Bueno, yo es que no partía de cero. A parte de trabajar como ingeniero soy tutor de prácticas. Como he tenido la suerte de estar trabajando siempre, desde el principio he tenido gente a mi cargo. Y una de las cosas que siempre digo es “no le comas la polla a nadie, desarrolla tu carrera solo, porque las empresas vienen y van, pero si te haces una buena carrera, unos buenos contactos y la gente respeta tu criterio al final la gente te va a ir a buscar a ti estés en la empresa que estés.”
Y a mi me ha pasado eso, la gente ha venido a buscarme independientemente de donde estuviese. Ahora el estudio en el que estoy bebe mucho del trabajo que había desarrollado previamente. Me ha costado más levantarlo que el estudio que tuve anteriormente porque los 3 años que estuve en Siroco hicieron que dejara un poco de lado el tema de la producción y para ser una persona “demandable” tienes que estar continuamente haciendo cosas. Muchas veces, los problemas de los productores es que no se renuevan. Hay ciertos estilos de música que funcionan siempre, como por ejemplo el metal, que ha cambiado muy poco en los últimos 20 años, sin embargo la música indie por ejemplo ha evolucionado muchísimo. Las modas cambian, las tendencias varían y si tú no estas pendiente y haciendo lo que se escucha ahora la gente se olvida de ti. Por mucho que nos pese, porque a veces nos toca hacer cosas que no nos gustan pero objetivamente sabes que es lo que tienes que hacer como productor. Y debido a eso, desde que abrí el estudio he tenido la oportunidad de hacer unos cuantos discos de estilos diferentes que están recolocando al estudio en un lugar productivo de cara al futuro.

¿Con qué bandas o estilos te has sentido más a gusto trabajando? ¿Hay algún disco del que te sientas especialmente orgulloso?
En este estudio he hecho un poco de todo, así que no sabría qué decirte. Pero uno de los discos que más orgulloso estoy es el De La Cuna a la Tumba porque fue un disco que nació sin pretensión alguna. El cantante, que era el cantante de Tenpel, era mi compañero de piso y llevaba un tiempo diciéndome que tenía un proyecto con unos colegas de Sevilla que se llamaban Catorce y que estaban pensando hacer algo. Yo necesitaba una web para el estudio e hicimos trueque. Él me hizo el diseño y yo les grabé un EP. Total que la idea era hacerlo en un finde- 4 días, y lo grabamos. Y resulta que quedó un pedazo de disco que se te va la olla. A lo mejor no es el mejor disco que he hecho en toda mi carrera pero le tengo mucho cariño porque fue inesperado. Al final los discos con más trabajo, con más preproducción…acabas muy quemado.
Los discos que más disfruto son los que salen a la primera y rápido, pero cuando la producción es de un año es porque estás buscando algo concreto y al final los acabo escuchando pasados un par de años o 3.
Otro discazo que he hecho es el de Dani Cabezas , el cantante de Le Traste, que me dijo que quería hacer su disco pero con calma, y nos juntábamos cada mes un día o dos, hacíamos cuatro tonterías… y un día nos ponemos a mezclar el disco y resulta que estaba de la polla.
El disco de Trono de Sangre https://tronodesangre.bandcamp.com/ fue un parto largo pero también le tengo bastante cariño.
Por otro lado los discos con los que menos a gusto me siento suelen ser los discos relacionados con el flamenco y músicas de fusión, no porque no me guste la música o los músicos, sino porque su manera de trabajar es mucho más caótica de lo que a mi me gusta y tienen una manera de evaluar su criterio tan etérea que no te puedes regir por nada, por ejemplo, te hablan de sensaciones  y digo -vale, pero tradúcemelo para que lo pueda hacer- Son muy buenos músicos y muchos de los trabajos que he hecho con ellos te ponen los pelos de punta y es una experiencia inolvidable para tu vida que probablemente repetiré, pero cuando evalúas con calma y piensas si ha merecido la pena y ves que en el tiempo que has estado con ellos podías haber hecho otros 3 discos, haber ganado el triple de pasta, no tener tantos quebraderos de cabeza y no tener tantos disgustos…
Porque encima yo soy “de los que se lleva el trabajo a casa” en el sentido de que cuando salgo del estudio sigo dándole vueltas , y más si ha habido discrepancias en la grabación. Hay discos que me he podido pasar perfectamente 4 días sin dormir escuchando la misma canción en la cabeza y dándole vueltas.
De hecho cuando acabo los discos necesito pasarme una temporada sin saber nada porque acabo agotado.
No siempre, eh, porque depende de cómo trabaje la peña y la relación personal que tengas con ellos porque hay bandas que da gusto, como Angelus Apatrida, que son la ostia y además un amor, te puedes pasar 18 horas en la furgo con ellos en el viaje más asqueroso del mundo y no te has bajado y ya les echas de menos, pero luego hay otros que son súper problemáticos.

Hablando de grupos y giras, te queríamos preguntar por Brujería, ¿cómo surgió el irte de gira con ellos como técnico de sonido.
Surgió hace un año y pico, que estaba en casa y vi que Unai de “Thrid Eye Society”, un promotor y tour manager (entre otros de Brujería en Europa) puso en Facebook que buscaba técnico de sonido para la gira de Brujería en Europa, y le escribí.
Cuadró y de repente me vi en mi casa, momento grupi, pensando -ostia, que me voy con Brujería, cágate- Porque yo además de Brujería, he sido muy fan de los otros grupos que han tenido los miembros.
Así que me reuní en Barcelona con toda la banda. Es peña que vive desperdigada por el mundo, hay uno en Birmingham, otro en Liverpool, otro el Bélgica, 3 en EEUU… Y además cambian mucho de músicos. Esta vez a mitad de gira tuvimos que hacer un parón porque cambiaron de músicos y cada vez que se incorpora un músico hay que ensayar.
Total que fui al primer ensayo y preparé con ellos el back line. Y así empezó todo, una cosa que surgió de manera casual y poco a poco, la relación que comenzó como algo laboral fue tornando a más personal, tenemos muy buen rollo. Y de hecho la próxima gira que van a hacer en Navidades también la haré yo.
Y eso que son gente muy especial.

koke-diez-brujeria

Esa es otra que te queríamos preguntar. Brujería es una banda que tiene sobre sus hombros todo tipo de leyendas urbanas, muchísima polémica en torno a sus actuaciones… ¿Cómo ha sido la gira, alguna historia que nos puedas contar, qué hay de las leyendas urbanas?
La gran mayoría son verdad.
Por historias podría contados miles, pero que pueda contar sin que sea escandaloso…porque también hay que dejar un poco a la imaginación de la gente y al misterio de la banda. Pero vamos, todas las historias, salvo la parte de violencia y agresividad, que es más parte del personaje, el resto prácticamente todo es verdad. A mi me ha llegado a contar El Brujo de un concierto que le han contratado y no sabe quien y llegar allí y que sean narcos de verdad y le han intentado pagar con medio kilo de farlopa.
Con Brujería ha pasado de todo, pero es que esto es porque El Brujo también es un personaje en sí. Brujería realmente es El Brujo, que es una auténtica institución en el circuito musical americano. Desde principios de los 80 se movió en los círculos y era colega de todos los músicos famosos de metal. Un día, se dio cuenta de que no había ninguna banda de metal extremo en castellano y juntó a un par de colegas para que le ayudaran a grabar el disco. Y así aparecieron Shane Embury de Napalm Death, Dino Cazares y Raymond Herrera de Fear Factory,  el bajista de Faith No More, el cantante de Dead Kennedys (Jello Biafra), todo esto en la demo anterior al “Matando güeros”… lo que pasa que todas las bandas tenían sus compromisos y la formación ha cambiado mucho.
Cuando se fueron los de Fear Factory, Shane Embury que estaba tocando el bajo se pasó a la guitarra y entró Jeff Walker de Carcass; pero Carcass ahora está también a tope y en esta última gira hemos tenido a Jensen el guitarra de The Haunted, y a Anton (creador de la banda mítica de los 80 Pentagram, que ahora tiene Criminal) que es también una leyenda. Es que tú piensa que el primer disco de Napalm Death, el “Scum” es del 87 y podían tener 17 años.
Es increíble, porque por aquellos años vivían todos como en una comuna, estaban los Napalm, Cathedral, el primer grupo de los Carcass… luego se fueron yendo por las parejas, hijos y demás, cambiaron de casa… y lo que queda de eso es la casa de Napalm Death, que tienen una casa en Birmingham donde vivían todos y ahora solo queda Danny Herrera. Yo estuve el año pasado e imagínate, es la casa en la que han vivido todos durante 20 años y donde tienen los pases de todos los festivales y conciertos, las versiones originales de todos los discos, los dibujos iniciales de las portadas, los diseños originales de Jeff Walker (que hizo los diseños de los primeros de Napalm y del logo del sello Earache Records y que está con movidas legales a ver si le pagan de una vez los derechos por haber hecho los logos de todo el mundo)…
Y luego la casa la tienes que ver, el jardín de atrás con unas hierbas como tú de altas. Fuimos allí a coger back line para un concierto que tenían en Birmingham, que lo tenían en una especie de cobertizo y para llegar hasta allí tuvimos que ir en plan cortando las hierbas con un machete y tenían ahí equipo que han ido acumulando a lo largo de los años. Una locura.
Son historia viva. Es una de las cosas que más me llama la atención, que todas las personas del mundo en el que me muevo ahora no es que sean parte importante de una escena, no, es que ellos la han creado, son la historia de ese movimiento. Esta peña ha creado este estilo musical, ese sonido, e incluso la iconografía y tengo la suerte de estar con ellos y ser partícipe de lo que están haciendo.

Volviendo a Brujería ¿qué pasó en el Resu, cómo se inició la polémica?
Lo de Brujería en realidad solo fue una anécdota, ha sido mucho más la bola mediática que ha venido después. Y encima a Jeff de Carcass, el bajista de Brujería le encanta la polémica.
Todo empezó en los camerinos del Resu, que este año por cierto ha sido un poco desastre, ha cambiado la dirección y se ha notado. No con la gente de escenarios, que ha sido maravillosa, pero la producción ha sido un desastre; muchas veces por querer contentar a las bandas grandes no nos damos cuenta de que tenemos detrás un montón de bandas a lo mejor no tan masivas pero que también mueven muchísima gente y también te dan de comer porque atraen un público que está pagando una entrada, y puede ser que por permitirle todo a estas bandas con un ego gigante se le haga un feo o muchos feos a todas las demás.
La gente realmente profesional debería tener empatía para ponerse en el lugar de las otras bandas.
Total, que esto viene porque llegamos a los camerinos y nos encontramos el famoso cartel de los Bring me the Horizon diciendo “Somos la ostia, no necesitamos pulsera, vamos a donde nos da la gana y te jodes” y los Volbeat pusieron lo mismo debajo. El de Bad Religion se china con la situación
y empieza toda la movida de la foto del cartel. Y esto el primer día.
El caso que después de todo esto estaban los ánimos calientes y nosotros teníamos que empezar a tocar a la 1.45 porque a las 3 teníamos que estar en la furgo para ir al aeropuerto porque nos íbamos a Munich (pasando primero por Madrid). Vamos que desde que acababa el concierto hasta que nos montásemos en la fuego teníamos como 5 minutos. No podíamos retrasarnos más, así que teníamos que empezar a tocar a tiempo por cojones.
Cuando tenía que empezar nuestro bolo los Volbeat seguían tocando y siguieron tocando 10 minutos más, hasta que llegó el stage manager de nuestro escenario, que era Dani de Ayuken y nos hizo empezar, y los Volbeat ahí seguían con sus dos cojones. Así que llegó El Brujo bastante chinado y soltó su frase (que es una letra de Brujería pero que la lanzó con un machete en la mano apuntando al escenario de los Volbeat) “Esos rockeros, son maricones, greñudos locos, son más cabrones”.
Así que en realidad es una tontería y toda la bola se ha hecho más en las redes que lo que pasó en realidad.
Me hubiera encantado ver a los Volbeat intentando decirle algo al Brujo “en persona”, porque el Brujo es un tipo que impone mucho.
Lo que sigo flipando es con lo de los chavales de Bring Me The Horizon. El bolo fue espectacular, sonaron atronadores, pero el estilo de música que hacen…no les doy más de 5 años. Y que encima están en Epitaph, que es de Bad Religion.

Solo nos queda preguntarte por el futuro. ¿Qué proyectos tienes en mente?
De momento seguir girando con Angelus Apatrida y Brujería, y con el estudio hacer todos los discos que me dejen hacer, yo no me pongo límites. Con poder comer de esto ya soy feliz.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *