Disctance Records: electrónica de la periferia al infinito

Disctance Records: electrónica de la periferia al infinito
Imágenes cortesía de Disctance

Miguel Ángel Fernández, “Fernández” es conocido por ser un Dj de renombre y responsable de la tienda Disctance, todo un referente de la música electrónica durante los casi 10 años que permaneció abierta. Hoy tiene otros proyectos, “Disctance Records” un sello especializado en música house. Hablamos con él.

Háblanos de tus comienzos en Móstoles, ¿por qué recreativos parabas?, si pintabas…
Yo vengo del hip hop, cuando lo descubro lo primero que me impactó fueron los Public Enemy y los Run DMC, y fui buscando gente que tuviera mis mismos gustos, así fue como empecé a parar en los Máster. Ahí conocí a Razer, a Keeper, a Teodorito, a Posk, a Sere, DDT… se juntaban muchos escritores y gente que estaba relacionada con el mundo del hip hop y del graffiti. Eran un punto de encuentro del que luego surgirían quedadas para ir a pintar.
La discoteca Centro, en Madrid (que es lo que ahora es el Strong, en Ópera), también fue muy importante. Donde fuimos evolucionando con la música, aunque el nexo realmente era el graffiti. Y eso que yo no he pintado nunca, pero a mi lo que me gustaba era la música.
Fue una época muy intensa, había mucho movimiento, mucha gente haciendo fanzines, pintando.

¿Cómo era la rutina de aquellos días?
Pues un día podías ir a acompañar a tus colegas a ver una pintada en el Barrio del Pilar como quedar para pintar por todo Móstoles (fue la época que empezaba TVS). De ahí empezamos a salir, a conocer a gente de fuera, investigar más sobre graffiti…

¿Cómo pasas del hip hop a la música electrónica?
En la tienda que tenía el Posk, “Beat Street” tenía un zulo en la parte de atrás con platos, y allí iba mucha gente a pichar: Pablo Aset y BUL.T… yo los veía y quería toquetear y aprender.
El cambio realmente vino cuando empecé a parar en Bali-Hai, donde veía a Enrique Panic (que para mi es Dios) y miraba cómo mezclaba, y ahí me puse a aprender a pinchar, 3 años estuve rompiendo discos como quien dice jaja, y hasta hoy, 22 años llevo ya pinchando.

Bali-Hay era una cosa muy curiosa.
Era una época de cambios. Empezaba también Soma, Morocco.. la música había cambiado del hip hop a la electrónica.
A ver, salvando las distancias, para mi Bali-Hai era como el Estudio 54 de Madrid, porque era un club de baile pero ahí se juntaba de todo.
Era como una película, te podías encontrar a actores (Pepón Nieto, Silke, Rosi de Palma, Almodovar…), cantantes, presentadores como Jesús Vázquez, David Delfín era uno de los camareros. Gente que luego ha hecho grandes cosas en su campo.
Y a mi por lo que me toca: Pepe, Panic, Jose, Dani, Isidro…
Nosotros éramos unos niños. De hecho alguna vez no nos dejaron pasar.
En las 6 horas que estabas fuera primero ibas a Plug (que ponían sobre todo hip hop) y luego a Bali-Hai. Eran noches increíbles y eso ya no va a volver.

mostoles-warriors
Hombre los chavales de ahora no han vivido eso pero tendrán otra cosa.
Ya, pero es distinto, nosotros cuando vivíamos las cosas era porque iban saliendo en ese momento, se iban inventando, pero ahora los chavales lo tienen todo en Wikipedia.
En nuestro caso conocías a un grupo, y al poco salía otro, e ibas investigando.
La rutina de ir a comprar discos y pasarte la tarde descubriendo música. Salía un grupo, te escuchabas el disco hasta que te lo aprendías de memoria, luego salía otro grupo y hacías lo mismo. Y mucho de eso ahora se ha perdido. Hay un exceso de información, todo está en Internet pero no se profundiza como antes.

Después de la época de Bali-Hai, ¿qué viene después?
Pues que monté la tienda de discos. En el 2001. Fue un punto de inflexión porque yo tenía mi curro como frutero, ganaba una pasta, pero quería la música.
Tuve la suerte de montar una tienda de discos, Disctance, y gracias a ella pude conocer a más Dj, productores, y evolucionar pinchando.
Fui moviéndome, haciendo cosas, hasta que en el 2004 me surge la oportunidad, gracias a Enrique Panic, de pinchar en la carpa de electrónica del Festimad junto a Hernan Cattaneo, Sander Kleinenberg y otras cabezas de cartel. Esto me abrió muchas puertas para pinchar luego en Fabrik, One, Family… y pasar por los grandes clubs, nacionales y también de fuera.
Todo esto me ha hecho aprender muchísimo, y trabar duro para poder llegar a donde estoy ahora, pinchando con gente grande, en festivales, clubs, garitos…
La tienda la cerré. Porque con el tema digital, a finales del 2007-2008, la gente no compraba apenas discos, y llegó un momento en que vi que no daba para más, aguanté un año y medio, pero antes de verme con el agua al cuello preferí cerrarla. Y aprovechar para hacer un pequeño parón, que me hacía falta, porque con la tienda, entre eso y las pinchadas y que empecé a producir, mis 24 horas eran de música (yo compraba la música, la escuchaba (que igual eran 2000 referencias al día), estaba pendiente de la gente nueva que salía…) y cerraba la tienda y seguía.
Pero el relax no me duró mucho, porque al tiempo volví a pinchar, con Luciano, Paco Osuna, Kevin Gorman, Sebok…

fernandez-dj-mostoles
2004-festimad-mostoles

Háblanos de la tienda.
Pues era una tienda de música especializada en electrónica: techno, house… Aquí en Móstoles, al lado del Burguer Óscar.
La gente me decía que no iba a durar nada pero mira, la tuve casi 9 años.
Además tenía equipos de música, entradas de Fabrik…
Intenté traer cosas de calidad, aunque fueran menos referencias. Lo que yo quería es que la música que manejaba la gente que sabía pudiera llegar a la gente, que no se quedara solo entre Djs.
Fue también cuando se apuntó el Jush, empezó a venir por la tienda a echarme una mano. Yo le conozco de toda la vida, de cuando íbamos a los Toy, los Másters… Pero también le molaba la electrónica y empezamos a parar juntos y a hacer otras movidas.
El Jush ha sido muy importante, estuvo currando conmigo haciendo los “All Stars”, nuestras propias fiestas durante 5 años. Y él era quien contrataba a la gente, nacionales e internacionales, hacía de runner… Y luego me ayudaba también cuando yo iba a pinchar fuera. Abrió una tienda en Alcorcón, lo que pasa que por cosas no le duró mucho, pero era una referencia importante también.

Por que a ti, entre toda la música electrónica, que habrá muchos estilos. ¿Qué es lo que más te tira?
Yo empecé pinchando house, que en aquella época era lo que más se llevaba. Luego vino el rollo un poco más tribal…
Luego vas conociendo gente y abriendo el oído y la mente y empiezas a escuchar otros estilos: minimal, deep house… Y vas cogiendo de aquí y de allí para hacer tu sesión con lo que te gusta, independientemente del estilo, llevando un rollo que le de coherencia a la sesión, pero vamos, lo que vas viendo.
Personalmente, tiro bastante de minimal y techno, es lo que me ha gustado más. Rollo fiestas del Goa, Mondo, Room, Deep… Es lo que empecé a poner más o menos a partir del 2004.

Has mencionado que la gente te decía que por estar en Móstoles la tienda no iba a funcionar. Cuéntanos cómo ha estado y está el tema de la electrónica por Móstoles?
Cuando empecé a pinchar, empecé en el Octopus, en el antiguo Sonajero, aquí en Móstoles. Llevaba los vinilos en la caja de plátanos.
Móstoles en aquella época tenía bastante movimiento, bueno todo lo que es Móstoles, Alcorcón, Leganés, Parla… eran los que daban vida a la noche. La zona Sur ha sido muy importante en las vanguardias de Madrid. Móstoles por ejemplo ha sido un referente en el mundo del graffiti. Era como el New York español.
Y con la electrónica pasaba lo mismo, estaba el Se Mua, el Phantom, el Nickels… son garitos antiguos que empezaron con música rollo bakalao valenciano, que es un poco cómo empezó la electrónica en España.
El Budha también fue muy importante, que ahí estuvo el Juna no sé si fueron 6 o 7 años.
Móstoles ha sido una cantera de Dj, productores, relaciones públicas….
Además el Edén, el Pitazium, el 7ª Avenida, el Ararat… ha habido muchísimo movimiento, muchos garitos… pero también ha habido una época, con gente muy chunga, empezó el tema de las drogas, las movidas raras, puñaladas… Y cerraron muchos sitios y la cosa se vino abajo. De hecho ahora mismo en tema electrónica, en Móstoles la cosa está muerta. Y en Madrid es un circuito muy cerrado.

dj-fernandez-techno

¿En la electrónica pasa como en otros estilos, por ejemplo el punk, que no es lo mismo el punk español, que el punk rock, o el hardcore, que dependiendo del estilo el rollo es distinto, se viste diferente, no se baila igual, o se vive de otra manera?
La electrónica se basa solo en el ritmo, dependiendo de la velocidad se baila de una manera o de otra, pero en realidad la gente va toda más o menos igual, y el único propósito es bailar. A primera hora, hay que poner algo para que la gente esté tranquila, hablando, se vaya acomodando, es un rollo más tranquilo, y a partir de las 2.30 vas cambiando y subiendo un poco los bpm. Ya a partir de las 4 al cierre es zapatilla, vas borracho y te da igual lo que te echen. El único ritual es ir construyendo una sesión e ir creando un ambiente durante las 6 horas que dura, tienes que ir evolucionando con la gente.
Lo que pasa es que muchas veces se contrata a la gente por sets, y claro, llega uno que solo tiene una hora y media para pinchar y va a machete, quiere poner su rollo y no piensa que a lo mejor la gente no está todavía en esa onda. No puedes pinchar lo mismo abriendo una sesión que cerrando.
De lo que se trata es de hacer que la gente que llega se quede. Si la gente está a gusto y les mola lo que oyen al final van a preguntar quién es la persona que estaba pinchando. No se trata de que haya una mejor hora para pinchar, eso es lo de menos, una buena sesión es la que la gente disfruta sea la primera o la última.

Para los que no tenemos ni idea, qué Djs no podemos perdernos.
Para mi, mi dios es John Digweed, fue uno de los primeros que descubrí y me marcó mucho.
Los comienzos de Daft Punk, Chemical Brothers o Prodigy, Jedy Knights, Dr. Octagon, Deep Dish, Sebok, Axel Bartsch (que hizo una remezcla de Queen)… Tengo mil influencias.
Actuales no puedo decir ninguno porque ahora con el digital ya no hay esa magia de mezclar con vinilos, que escuchabas una canción y decías -joder, cómo ha hecho este tío para casar estos dos temas- pero ahora vas con el Traktor, y no es lo mismo.

Entonces, tras cerrar la tienda, pasas una temporada a tus cosas y pinchando.
Sí, bajo un poco el ritmo porque tuve una época que pinchaba a saco, lo cogía todo, pero llegó un momento en que me di cuenta que no merecía la pena. No merece la pena ir a un sitio que el tío se va a sacar 12.000€ y a ti te van a pagar 100€. Ahora ya no lo hago así, cobro por sesión y soy mucho más selectivo. Antes pensaba que tenía que dejarme ver en todas partes, pero luego me di cuenta de que no, de que lo importante es que te conozcan por tu trabajo, por tu música, no porque estas en todas partes.
Así que empecé a hacer un programa de radio, con Javier Moreiz, en Únika fm. y también algo de televisión y dejé un poco de lado lo de pinchar porque necesitaba alejarme del mundo de la noche, que machaca mucho.
Aproveché todo lo que no podía hacer antes por estar por la noche, formarme y aprender más, producción…

disctance-records

Y tras este tiempo ¿Cómo decides montar el sello? ¿Qué tenéis pensado próximamente?Pues a través de gente que conocía, surge la oportunidad.
Tras darle varias vueltas decidí llamarle Disctance, como la tienda, porque mucha gente ya me conocía por ese nombre.
Acabamos de empezar y vamos por la segunda referencia, y de aquí a mayo tenemos firmadas 5.
Nuestra seña sería “música house no convencional”. Porque últimamente la gente tira mucho de lo que funciona y no arriesga, así pasa, que al final suena todo igual, pero nosotros, aunque tendremos una parte más comercial, queremos apostar por gente que haga algo distinto. Aunque al principio sea duro, hasta que la gente se vaya haciendo, pero no nos importa.
El primero que hemos sacado se llama “Train trip” tiene 3 cortes, están hechos por Siglophone, que es uno de los grupos que está trabajando con nosotros y uno de Disctance Crew. El segundo se llama “Hollow Earth” y es un especial que nos hace Luis Jause. que es otro de los componentes de Siglophone con 3 temas.
Además tenemos al señor Robert Kraust, que es una persona que también está con el techno, estamos apostando por él, y va a hacer un tema que se llama “Terracota”.
Para el quinto queremos hacer algo muy especial.
Iremos informando de todo por las redes sociales.
Pero poco a poco, porque estamos empezando, y queremos hacer bien las cosas. Primero la música y luego lo demás, porque todo esto lo hemos empezado por la música. No lo hemos montado para ganar dinero ni otras cosas, si luego llega pues bien, pero lo hacemos por la satisfacción de invertir tu tiempo en algo que nos gusta.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *