Elis: Live to ride, ride to live, toda una vida sobre la tabla

Elis: Live to ride, ride to live, toda una vida sobre la tabla

Miguel, alias “Elis” para los amigos es historia (viva) de nuestro patín, de Móstoles y del Estado. Hablamos con él sobre patín, skaters y otras guerras.

¿Qué es exactamente lo que haces para Vans?
Soy asistente de ventas, gestiono puntos de venta y me ocupo de que todo se lleve a cabo, desde reposiciones, venta, producto… y vendo zapatillas.

Hace poco has estado en un evento muy interesante…
Sí, he estado 3 días en Malta en una convención europea con todos los iconos de Vans, el fundador…

Elis con Paul Van Doren, fundador de Vans.

¿Alguna anécdota? Si no de este viaje de algún otro que haya sido especialmente divertido o salvaje.
Viajes he hecho muchos, pero recuerdo especialmente uno que hice con True, que nos fuimos a Málaga a patinar y menos patinar hicimos de todo. 3 días desde que salimos de Madrid con la furgo a tope y los 3 días que no tocamos la tabla para nada, con el Soda el pobre que le iba a dar algo.

Otra también se me ocurrió decir de coña que había una bomba y se plantó la policía en el hotel para detenerme. Podría contarte cincuentamil.

¿Cómo te recluta Vans?
Anteriormente trabajaba para una tienda de Madrid que lleva muchos años, Daktak y llevaba toda la gestión del tema de patín: el equipo de chavales, la tienda, prueba de producto y calzado, llevaba todas las zapatillas de la tienda. Estuve 8 años y eso me dio la experiencia a la hora de entrar en estas marcas.
Vans por ejemplo lo que buscaba era además de mi experiencia, mi trayectoria en el patín.

Porque patinar has patinado toda la vida, pero ¿cómo entras en el mundo del patín de forma más profesional?
Empiezo patinando para Daktak, esponsorizado por ellos, fue la primera tienda que me ayudó, en esta época estaba Yeyo de encargado de patín y Quini y entre los dos me echaron una mano, me ayudaban con material. Por aquel entonces en Móstoles no patinaba casi nadie, éramos cuatro gatos en la Casa de la Cultura y el patín no tenía tanto tirón como ahora. Al recibir material y poder patinar con buenos patines y buenas zapas hizo que subiera un poco de nivel.
También he tenido sponsors de Krew y Supra.

Luego hice varios eventos para Burn y Movistar durante un par de años como skater.

¿Y los inicios?
Pues un día bajé a la Pista Roja de Móstoles y empecé a ver a toda la peña con los pelos de colores, los pantalones anchos y zapas molonas, todos patinando. Fué la época del boom del skate, una pasada.

¿Qué sitios recuerdas de la época?
Además de la Pista Roja, el Balmes (porque todavía no estaba ni el Parque de la Paz ni el Imserso), Princesa…algo en Pradillo, pero era muy pequeño cuando se patinaba por allí, que era cuando estaba el Cheap Vision.

Desde esa época han pasado 30 años, ¿cómo has visto la evolución del patín en Móstoles?
En los 90 hubo una escena de patín bastante grande, fue cuando hicimos La Fábrica, una nave cubierta, que la hicimos nosotros y hubo una unión bastante fuerte de gente del patín de Alcorcón, Leganés, Móstoles. Fue una época dorada. Había mucha gente patinando.
Después hubo un parón, que justo coincidió cuando empecé a trabajar en la tienda, porque la gente ya se iba haciendo mayor, tenían los trabajos y entonces ya no éramos tantos patinando. Y ahí tuvimos la suerte de que hubo una lucha política, todos haciendo polideportivos y justo fueron a hacer el de Los Rosales y nos pidieron opinión y conseguimos que hicieran un skatepark, que animara un poco a la gente a volver a patinar en Móstoles. De hecho mucha gente, a raíz de hacer el skatepark retomó el patín.

Elis inaugurando el skatepark de Móstoles (foto de la revista Shape)

Ha sido una evolución muy pareja con el graffiti.
Sí, primero vino el patín, luego el graffiti, a finales de los 90 no había nadie pintando, solo los cuatro que resistían y pasados los 90 hubo un nuevo boom.
En el patín, la época que abrieron el parque, los dos primeros años, había gente patinando que igual llevaban 10 años sin patinar. Y fue una pasada porque volví a ver a gente que hacía años que no sabía nada de ellos, y eso gracias al patín. Si eso pasara ahora dudo que fuera así, porque la forma en que se relaciona ahora la gente en los skatepark ha cambiado mucho. Antes podías ver en un skatepark a gente que venía de patinar en la calle, y al revés, ahora los skateparks están llenos de niños pequeños, muchas veces con sus madres. La gente está muy dispersa.
Para mi lo suyo es hacer un rato skatepark pero patinar sobretodo tu plaza, tu calle, al menos es el patín que yo he mamado. El skatepark me mola para aprender pero no para estar todo el día ahí.
El patín ha cambiado mucho, incluso hay un patín más atlético.

Justo te íbamos a preguntar qué opinas de que el patín se esté incluyendo en competiciones como los Juegos Olímpicos.
Aunque no lo comparto lo respeto. Creo que si va es por la atracción de masas que trae últimamente el patín y los Juegos Olímpicos habrán pensado que tenían que incluir un deporte más moderno y por eso han incluido al patín. Esto está trayendo una nueva corriente de skaters más atlética que entrenan en gimnasio, que promueven la vida sana sin drogas, y hay equipos de skaters de diferentes países que quieren la medalla y el reconocimiento internacional que le pueden dar los Juegos Olímpicos y me parece perfecto, pero mi manera de ver el patín no es esa. Yo mi manera de divertirme con el patín no es competir. Aunque he competido pero para mi un campeonato era una excusa perfecta para conocer mundo, visitar a amigos de otras ciudades y echar un rato con ellos patinando, nunca lo he visto como un modo de vida.

Ahora con Internet está toda la información, pero antes ¿cómo os llegaban las noticias, como sabías si había un truco nuevo?
Por las revistas, eran la principal fuente de información y luego los vídeos, que los veíamos mil veces. Si alguien tenía un nuevo video de skate íbamos todos el sábado a su casa a ver el vídeo o nos hacía una copia. Y los machacábamos. Antes de ir a patinar siempre veías un vídeo, ahora lo ves, pero no con la inocencia de como lo hacíamos antes.

El Chechu, como tenía familia en EEUU siempre traía cosas de allí, fueron de los primeros skates americanos que se vieron en Móstoles, y recuerdo que un vecino suyo, el Rafa (que su padre era piloto) le trajo un Smith y la primera Transworld que vimos, que por cierto ha cerrado recientemente.
Sí, una pena.
Yo la primera revista que vi fue una Big Brother y luego Transworld, porque la Trasher no llegó hasta más tarde.
En los 90, siempre recordaré la época de los fanzines. Ibas a Valencia y los de Valencia habían hecho un fanzine, aquí había otro. Esa movida debería volver.
Recuerdo que cuando teníamos La Fábrica, el Soda, que estaba en la mili y tenía una fotocopiadora, hizo como 25 fanzines y un día vino un tipo se los compró todos y con eso pagamos los contrachapados.

¿Qué significó Deportes Pizarro para Móstoles?
Pizarro supuso que llegara a Móstoles material de calidad y tablas de todas las marcas, literalmente de todas.
Ellos y la Villa Olímpica. Tenían todas las tablas antiguas, de hecho seguro que todavía tienen alguna.

Bueno, por lo visto cuando hubo el boom de los viejos coleccionistas la limpiaron a base de bien. Al principio era un chollo, porque estaba deseando quitarse cosas viejas de la tienda, hasta que debió darse cuenta de que la peña iba precisamente a por los clásicos y ya empezó a subir precios.
La semana pasada estuve con Francisco en la tienda y tiene ahí lo que no te puedas imaginar. Va sacando las tablas de vez en cuando. Sabe muy bien lo que tiene.
Es que Francisco en la época del patín ha sido muy importante, de hecho es colega del Grosso, de peña de Powell…

Qué guapo
Yo con quien estuve hace poco fue con el Barbee, en Malta. Me cogía antes de cenar y me decía -vente que voy a tocar- y me quedaba una hora y pico viéndole tocar, un máquina. Y la última noche que estuvimos dio un concierto de guitarra con el batería de Beastie Boys.

Elis con Ray Barbee

Estuviste patinando para True, ¿no? Háblanos de esa época
Sí, estuve 5 años patinando con ellos. Fue una buena época de patín en Móstoles. Un proyecto muy interesante que tuvieron LuisB y Soda. Tuve la suerte de poder patinar con sus tablas nuevas, tirando material: camisetas, sudaderas…viajé mucho, y la gente que estábamos en True erámos todos colegas, la verdad es que fue una época muy especial que la recuerdo con mucho cariño; una pena que no se pusieran de acuerdo entre ellos y decidieran tirar cada uno por su lado. Para Móstoles supuso mucho, de hecho animó a mucha gente a patinar y todo el mundo conocía la marca.

Elis patinando para True

 

¿Y ahora qué se está haciendo en Móstoles?
Tenemos la suerte de tener a Danny León, que le han hecho su Pro Model. Es un orgullo que un chavalín de Móstoles, que ha crecido con nosotros y que hemos tenido la suerte de verle patinar y evolucionar desde pequeño… verle donde está ahora nos hace mucha ilusión. Ha conseguido ser profesional de Jart y tiene ahora su propio Pro Model, es una pasada.

¿Qué papel crees que ha jugado Móstoles (y la zona sur de Madrid) en lo que se ha hecho de patín en España?
Móstoles siempre ha sido muy underground, en general toda la zona sur, ha habido mucho patín. Y en particular la gente de Móstoles hemos tenido la suerte de llevarnos bien con todo el mundo entonces siempre hemos sido bienvenidos en todos lados. Yo me llevo muy bien con la gente de Colón, Leganés…
Siempre hemos sido muy abiertos, no vacilamos a nadie, ni nos creemos más que nadie, y eso nos ha abierto muchas puertas.

Por último, ¿qué papel dirías que juega el patín en tu vida?
Es lo que más he hecho: patinar, y ademas es mi profesión. Diría que el patín es de las cosas más importantes de mi vida. Además el patín es la manera que tengo de desconectar. Patino para evadirme de toda la mierda que me rodea, me sirve para distraerme, relajarme y no pensar en cosas que no debo pensar.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *