AMERICAN HARDCORE CAP 4: BOYS IN THE BRIGADE

AMERICAN HARDCORE CAP 4: BOYS IN THE BRIGADE

I’M BORED OF THE SLEAZY MAKE UP

YOU´D FUCK ANY BOY IN TOWN

YOUR LIFE’S A TOTAL MESS-UP

WHY THE HELL DO YOU HANG AROUND?

– Adolescents- L.A. Girl

El Hardcore fue la primera música rock no impulsada por la sexualidad. Para muchos era un alivio en plan “mira, no voy a follar de todas formas, así que para qué voy a escuchar música que dice que lo voy a hacer”. Como mucho, la mayoría de los participantes era asexuales iracundos. Los shows no acababan en orgías, ni eran sitios para ligar, normalmente acababan en peleas. Me cuesta bastante incluso recordar a chicas que estuvieran presentes.

IAM MACKAYE (Minor Threat): Yo no era antisexo, pero si todo el mundo pasara todo el tiempo intentando acostarse con alguien nunca seríamos capaces de construir nada. Me interesaba crear una cultura. El sexo era un divertimento para todos los adolescentes, así que creía que era algo estúpido. Conecta con todo lo del straight edge. Cualquier chaval normal bebe, y yo no quería ser normal. Las groupies eran algo del rock’n’roll. A la mierda, eso no tenía nada que ver conmigo.

Los chicos del hardcore veían a las chicas como algo externo, incluso como distracciones. Las chicas tenían su mejor oportunidad de ser aceptadas como fotógrafas, Djs o editoras de fanzines. Por supuesto, en los márgenes de la escena se situaban las típicas chicas que podrían entrar en la categoría de basura blanca y que eran maltratadas o se aprovechaban de ellas.

MEREDITH OSBORNE (Escena de L.A): El hardcore era muy adolescente, y a los adolescentes les dan miedo a las mujeres. En los días del punk, podías follar con quien fuera y no pasaba nada, pero en el hardcore los complejos eran mucho más fuertes. Los chicos del hardcore denigraban a las chicas con las que se acostaban.

LAURA ALBERT (NYHC Scene): El papel de las mujeres en la escena era el de supermercados del sexo, o el de algo que llevas colgado en el brazo y dejas aparcado a un lado.
Las chicas no eran bienvenidas en el pit, las chicas no hacían mosh, eso era de marimachos. No eran bienvenidas en las bandas. Las chicas tampoco se gustaban entre ellas, no había camaradería. Lo único que podías ofrecer era sexo. Me cabreaba tener que hacerlo, pero también me gustaba el poder que me daba, aprendí a jugar e hice lo que tenía que hacer.

HOLLY RAMOS (NYHC): Era algo de chicos. Y creo que algo muy gay también. Las chicas no participaban en las bandas en absoluto. El hardcore era atractivo para chicos de instituto disfuncionales. Estaba todo eso de la unión entre tíos, bailando medio desnudos y sudando…

LAURA ALBERT: Siempre fui consciente de esa energía masculina, y como no era un chico, no podía ser parte de eso. Quería algo de esa gente pero sabía que no quería tener sexo con ellos. Tenía la sensación de que habría sacado algo más si hubiera sido un chico.

La mayoría de los chicos rechazaban la feminidad. Su ideal era el marimacho, en contraste con las chicas de pelo cardado que te encontrabas chupando pollas en los backstage de los conciertos de metal. Lo cierto es que pocas chicas guapas se metían en el hardcore, la mayoría eran trolls.

MARIA MA (Escena de Raleigh): Si eras chica y actuabas de cierta manera que los chicos pudieran manejar, como ser asexual, meterte en el pit, y saber de música, podías ser aceptada. Las chicas de NY llevaban ese rollo de las medias de rejilla rotas y tal, muy punk, y las de DC un rollo muy limpio. Luego tenías esas machorras del hardcore que yo asociaba con SF.

CINTHIA CONNELLY (Autora, Banned in DC): Estábamos muy metidas en el hardcore. Me lo pasé realmente bien, al menos por un tiempo. Pero cuando el mosh se convirtió en algo violento y extremadamente masculino, no había nada de divertido ahí. Odiaba ir a los shows cuando se hizo así de violento y sinsentido. A medida que se hacía más HC me interesaba menos. Hacia el 83 dejé de interesarme del todo. La mayor parte de chicas que conocía se alejaron.
¿Por qué el hardcore, presuntamente abierto de mente e igualitario, tiene tan pocas chicas? ¿ y es políticamente correcto inscribir a las mujeres en su historia y pretender que tenían una voz activa, cuando en realidad no la tenían?.

punks-at-a-concert

IAN MACKAYE: Puedes decir que era misoginia total, o puedes decir que estos chicos forzaron un tema e hicieron posible una era en la que hay más mujeres en bandas que nunca antes en la historia. Si vas a un show ahora y ves una banda con tres chicas y un chico, ¿piensas siquiera en ello no?, No, así que agradecimientos a los chicos del hardcore.
Como el mismo hardcore, las chicas se ganaban el respeto a través de la absoluta fuerza de voluntad. Kira Roessler de Black Flag era un ejemplo para muchas, solo por sobrevivir a condiciones de gira infernales. Las pocas bandas solo de chicas The Wrecks (Reno), Frightwig (San Francisco), Mydolls (Houston) y  Raszebrae y Anti-Scrunti Faction (L.A) presagiaron el movimiento Grrrl.
Suzy Gardner, más tarde en L7, salía con Chuck Dukowski de BF y grita en “Slip it in”, Courtney Love salía con Bruce Loose de Flipper, esas chicas cogieron claramente esa estética radical.
En su mayor parte, los chicos del hardcore ni siquiera se enteraron de que debían respetar al sexo opuesto, ni sabían cómo llevárselas a la cama.

OUT-JUST AN ACT

HIS PARENTS LOVE HIM

THEY SEND HIM MONEY

BUT HE WONT COME BACK

FORGET HIM, JUST FORGET HIM

– Hüsker Dü “Pride”

Los críticos que odiaban el hardcore argumentaban que se componía, entre otras cosas, de matones homófobos que salían a cazar y a apalear gays cada fin de semana, pero ese no era siempre el caso.

GARY FLOYD (Dicks): Había un montón de mierda relacionada con el tema gay, mucha gente en el armario. Esto fue antes del SIDA. Sé que va a ser difícil de creer para la gente, pero hubo un tiempo, antes del SIDA, en que la gente follaba un montón. A muchos chicos heteros se la chupaban. Yo también la chupé un poco, simplemente pasaba. Estaba en todas partes. Yo tuve mi parte de acción.

¿Servía una escena dominada por chicos sin camiseta saltando unos encima de otros como excusa para una homosexualidad reprimida o era simplemente una expresión tribal y dura, una expresión de la necesidad natural de contacto físico?

The Dicks

The Dicks

TESCO VEE (Meatmen): Nunca vendí el agujero de mi culo, pero las revistas de porno gay andaban detrás de nosotros. Pensaban que éramos cachondos/sexys. Henry Rollins y yo aparecimos en “In touch”, una revista gay de L. A. Posé en pelotas y con una galleta Milk Bone para perros en el culo. A Henry lo grabaron en vivo como semental del mes. Creo que yo les gustaba porque estaba en una banda de hardcore y enseñaba el culo. Salía vestido con uno de mis primeros trajes de cavernícola. Mi mujer odia esas fotos de Dutch Hércules, en las que puedes ver cómo se marca mi pene bajo la ropa interior.

Las fotos de Henry en una revista gay fueron el origen de una de las preguntas más frecuentemente formuladas de la época. ¿Es Henry gay? Lo cierto es que hace un montón de cosas gays, como escribir poesía y hacer culturismo.

I WENT TO THE SHOE STORE

LOOKING TO MEET

SOME YOUNG BOY WITH A PAIR OF NICE FEET

HE’S FOURTEEN AND I’M LOOKING FOR WORK

– Dicks, “Little Boys Feet”

Unas pocas de las bandas más importantes tenían cantantes gays militantes. Las mejores por algún motivo venían de Austin: de The Big Boys, con Randy ”Biscuit” Turner, The Dicks, con Gary Floyd y The Stains con Dave Dictor, y luego en MDC. Floyd y Dictor eran la peor pesadilla de América: comunistas homosexuales malhablados. Mientras que Hüsker Dü nunca se declararon gay, pero “Pride” el tema del notable Zen Arcade, suena como un himno gay.

TIM KERR (Big Boys): El hecho de que “Biscuits” y Gary Floyd fueran gays no era problema. No teníamos canciones sobre ser gay. Biscuit nunca introdujo eso, no nos podía importar menos. No puedo decir que la escena hardcore no fuera homófoba, había gente que odiaba a los gays. a los negros o lo que fuera. Todo el mundo estaba envuelto en ese rollo “nosotros contra ellos”.

Biscuit

Biscuit

The Dicks

The Dicks

Big Boys

Big Boys

GARY FLOYD (Dicks): Si alguien me jodía, era como -sí, soy gay, y te voy a patear el culo-. Por suerte los tíos de mi banda eran chicos duros y me respaldaban. Siempre fui sincero al respecto. Quiero que todo el mundo lo sepa, soy un gran marica, y no voy a intentar meterte mano, pero a la vez no voy a abstenerme de decir -qué chico tan mono-.

Paradójicamente, las palizas a gays se producían en o cerca de los shows de hardcore. Fui testigo de ello y siento decir que no paré la violencia. Vi a Wendell Blow de Iron Cross y otros Skins machacar a un pobre chapero que cometió la equivocación de entrarles fuera de The Bayoux en Georgetown. Miembros de los Cro- Mags y amigos suyos perpetraban notorias cazas de homosexuales.
Mi encuentro homosexual tuvo lugar en el 83 después de un show con No Trend. Estábamos exhaustos para cuando llegamos a San Francisco, aún así teníamos que tocar a las 2:00 a.m. en una fiesta con Dri, Urban Assault, C2D y The Fuck Ups. Tras el show, aceptamos una oferta para dormir en una pensión de mala muerte. Me desperté al día siguiente con un punk costroso chupándomela. Lo peor fue tener que estar con él y sus amigos por la mañana como si nada hubiera pasado.

BROKEN HOME, BROKEN HEART

NOW YOU KNOW JUST HOW IT FEELS

TO HAVE TO CRY YOURSELF AT NIGHT

– Hüsker Dü, “Broken Home, Broken Heart”

Los punks vagabundos y los fugitivos abundaban en Nueva York, San Francisco y Hollywood. Veías montones de gente jodida, y chicos de los que habían abusado, llenos de ira, rabia y dolor. La escena hardcore les ofrecía esperanza.  Muchos de los chicos que vivían en circunstancias marginales decían cosas horribles sobre los maricas, a veces porque ellos mismos eran gays. En New York, jóvenes y hambrientos skinheads ganaban 20 pavos chupándosela a viejos en el West Village, y después para sentirse mejor volvían al East Village a apalear gays.

LAURA ALBERT (Escena NYHC): Muchos chicos sin hogar en la escena de Nueva York se prostituían. Habían abusado de muchos de ellos. Algunos ni siquiera de un modo sexual, abuso emocional. Si vienes de una familia disfuncional, y se presenta un hombre, te das cuenta de que tienes algo que alguien quiere intensamente, es una gran sensación de poder. Es difícil no ser parte de eso.

MICHAEL ALAGO (Ejecutivo musical): Esa era su forma de liberar tensión y decirse a si mismos -he jodido a ese marica-. La mayoría de los skins con los que salía habían hecho eso antes. No pretendo psicoanalizar a esos chicos, pero hacían o recibían una mamada, cogían los 20 o 30 pavos que necesitaban, y para sentirse más heterosexuales necesitaban volver y pegarle una paliza a alguien. Eso ocurría definitivamente.

Un ejército de depredadores homosexuales se esforzaba por entremezclarse. Siempre había 1 o 2 hombres mayores en cualquier show que hablaba con los jóvenes, una situación no exclusiva del hardcore, hubieran estado ahí si hubiera sido un recital de piano o una reunión de boy scouts.

JEFF McDONALD (Red Cross): Sí, siempre había unos cuantos caza jovencitos alrededor. Cuando empezamos a ir a shows teníamos 14 años, esta gente te decía -hey, ¿te gusta esta música? si te hace falta un sitio donde quedarte puedes quedarte en mi casa-. Solía pensar que era gente amable. Rápidamente aprendí a mantenerme alejado. Pero tampoco veníamos de un hogar roto, y no éramos susceptibles de necesitar un sitio donde quedarnos.

STEVEN McDONALD (Red Cross):  Recuerdo ser muy joven y no saber lo que tenían en mente, pero tener la sensación de que te observaban como en los dibujos animados cuando alguien hambriento mira a otro y se convierte en un filete.
Hubo especulaciones sobre nuestro primer contrato porque sacamos disco antes que nadie que conociéramos. Todo el mundo especulaba con que Robbie Fields de Posh Boy nos había firmado por mí, que tenía 12 años.

MICHAEL ALAGO: Yo no era el único, recuerdo una persona con la que siempre hablaba de lo monos que eran los chicos, Patrick, de The Stimulators. Siempre estábamos hablando de eso, era sexy porque era como nuestro secreto, Todavía hoy me puedes encontrar en una matinee hardcore y es por la energía de la música pero también con la esperanza de ver a esos tíos grandes y tatuados y llevarme a uno a casa.

GARY FLOYD (Dicks): Nunca intenté tirarme a un chaval y nunca intenté aprovecharme de nadie borracho, eso son acciones de idiotas. No usaba mi sexualidad, mi música ni la bebida para aprovecharme de nadie. Conozco gente que lo haría y sabes qué? el karma se encargará de ellos, soy un gran seguidor de la religión hindú , creo que el karma os comerá vivos.

The Dicks

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *